Trip inspirationHistory, art and culture
Anna Rivero

Planes diferentes en París: una guía de joyas escondidas

Sal de los caminos trillados con nuestra guía de cosas insólitas y joyas ocultas de París, ¡perfecta para el viajero único!

Si ya has estado en París, seguro que has visitado la Torre Eiffel, te has paseado por el Louvre y has visto el Arco del Triunfo. Aunque ya has visto muchas de las principales atracciones turísticas, la capital francesa es mucho más de lo que parece, y muchos de sus atractivos más fascinantes permanecen ocultos a primera vista. El equipo del Paris Pass ha elaborado esta guía de cosas insólitas que hacer en París, para ayudarte a descubrir algunas joyas ocultas.

Arte callejero

Foto: EQRoy / Shutterstock

En París hay arte por todas partes. Dirígete al barrio del Canal Saint Martin para admirar el arte callejero: reserva una visita guiada o simplemente ve a curiosear a tu ritmo por el distrito, parando en un bar o restaurante para comer (¿o tal vez para hacer un picnic junto al canal si el tiempo está bonito?).

Pero en realidad, casi todos los barrios de París cuentan con magníficos murales y arte callejero de todo tipo. Otros lugares favoritos para admirarlos, además del Canal Saint-Martin (distritos 10 y 11), son Belleville (distrito 20) y, más al sur, el distrito 13.

Torre Montparnasse

Visita la Torre Montparnasse para disfrutar de unas espectaculares vistas panorámicas de París. Es la única torre de París. Así es, no hay otros rascacielos altos en la capital francesa que hagan sombra a los magníficos edificios Haussmann; la única excepción es la Torre Montparnasse, que se eleva 60 pisos sobre la ciudad. Por la noche, asómate para contemplar el perfil de la Ciudad de las Luces y entender por qué la llaman así.

Le Comptoir Général

Le Comptoir Général está escondido en una callejuela cerca del Canal St Martin. Abierto día y noche, este restaurante y bar poco convencional es también un espacio para el arte. Distribuido en dos enormes salas con una zona de fumadores conectada, acoge eventos musicales en directo, a menudo con artistas africanos. Es el lugar perfecto para un almuerzo asequible de mezze o una cerveza africana por la noche.

El Louvre de noche

Foto: Vlas Telino studio / Shutterstock

Para vivir una experiencia totalmente sobrecogedora, visita el Louvre tras la puesta de sol, un miércoles o un viernes por la noche, cuando la multitud de turistas se haya disipado. Disfruta de un paseo mucho más tranquilo y sosegado por el museo y contempla la Mona Lisa en todo su esplendor. El museo se transforma por la noche con la actuación de violonchelistas y violinistas en algunas de sus salas.

La Petite Ceinture

Hoy cubierta de vegetación y arbustos, la Petite Ceinture (o Pequeño Cinturón) fue en su día una vía de trenes en funcionamiento. Construida entre 1852 y 1869, transportaba personas y mercancías por la ciudad. Este ferrocarril circular unos 30 kilómetros fue abandonado en 1934, pero ahora hay tramos restaurados como parque y abiertos al público para explorar. Tómate una tarde para pasear a lo largo de la vía férrea y admirar las numerosas especies de plantas y flores silvestres que crecen por allí.

Museo de Montmartre

Escondido entre las casas se encuentra el Musée de Montmartre: un pequeño museo que explora la historia del barrio y su transformación de tranquilo pueblo agricultor a bohemia urbana. Otra sorpresa: ¡hay un viñedo allí mismo!

El Museo del Alcantarillado de París

El Museo del Alcantarillado de París ofrece visitas guiadas a las redes de alcantarillado y a sus 700 años de historia. Además de a los aficionados a la historia y a la ingeniería, atraerá a los fans de Los Miserables.

Belleville

Foto: Joao Paulo V Tinoco / Shutterstock

Si quieres evitar las multitudes de turistas, visita Belleville. Este barrio es popular entre los artistas locales y está repleto de familias jovenes y de muchos lugares del mundo. En esta zona llena de cultura también hay una gran variedad de restaurantes (como sus habitantes, de comida de todo el mundo). El parque de Belleville, en el centro del barrio, tiene una vista espectacular de la ciudad, y es un lugar perfecto para hacer un picnic un día de calor.

Ruinas romanas

Las ruinas romanas se encuentran esparcidas por toda la ciudad: hay termas, un coliseo, y secciones de murallas y pilares para explorar. Dirígete a Arènes de Lutèce, en el Barrio Latino, para ver los restos de un anfiteatro en el que se sentaron más de 15,000 romanos.

El río Marne

Foto: Delpixel / Shutterstock

Si ya has disfrutado de un recorrido por el Sena, considera la posibilidad de ir más lejos y visitar el Marne, uno de los principales afluentes del Sena, en las afueras de París. Renta un barquito o apúntate a un tour guiado; también se puede caminar o pedalear a lo largo de su rivera, donde encontrarás encantadores “guinguettes”, tabernas a lo largo del río que se popularizaron a finales del siglo XIX con la construcción de los ferrocarriles y el auge del ocio de la clase media.

Tombées du Camion

Esta extraña y maravillosa tienda se encuentra escondida en una de las muchas callejuelas de París. Tombées du Camion significa “caído de la parte trasera de un camión” y esta tienda está repleta de una ecléctica mezcla de objetos recogidos por un diseñador de interiores en fábricas abandonadas de toda Francia. ¡Una cueva de Alí Babá!

La Promenade Plantée

Este bello paseo verde se sitúa a lo largo de una línea de ferrocarril elevada y abandonada. Recorre sus tres kilómetros admirando la gran variedad de plantas y árboles que lo bordean. Es una oportunidad para escapar de los confines de la ciudad por un día y tal vez disfrutar de un picnic con los amigos.

Cementerio de Montmartre

Foto: HUANG Zheng / Shutterstock

Situado en el distrito de Montmartre, este recóndito cementerio data de 1825. En él descansan muchos artistas famosos, como Dumas, Degas y Larousse (el de la enciclopedia). Date una vuelta y pasea con los gatos callejeros que deambulan por el cementerio. Tal vez tengas la suerte de encontrarte con algún fantasma ilustre.

Búnker de la II Guerra Mundial

Explora uno de los búnkeres supervivientes de la Segunda Guerra Mundial, situado justo a un lado de la concurrida estación de tren Gare de l'Est. El búnker, un testimonio de aquellos tiempos oscuros, está cuidadosamente conservado y abierto al público para visitar.

59 Rivoli

Visita 59 Rivoli para descubrir el espacio de arte colectivo que ahora alberga 30 estudios de artistas, exposiciones y una sala para conciertos. El edificio, de la época de Haussmann, fue una casa ocupada por artistas a mediados del siglo XIX, pero se ha revitalizado como un espacio artístico de moda. Los sábados y domingos hay conciertos gratuitos por la noche. Todo ello en el corazón de una de las calles comerciales más concurridas de París.

El Museo de la Magia

Ve al Museo de Magia para echar un vistazo a la extraña colección de artefactos mágicos, ilusiones ópticas y espejos de feria que contiene. Aunque se encuentra en el céntrico barrio del Marais, es una buena alternativa a las atracciones turísticas más concurridas.

El apartamento secreto de Gustave Eiffel

Explore el apartamento secreto escondido en la tercera planta de la Torre Eiffel. Es lujoso pero acogedor, pensado para que la élite científica discutiera nuevos proyectos y mirara desde arriba al resto de París. ¡Hasta la Torre Eiffel tiene sus propios secretos!

Las catacumbas de París

Adéntrate en las profundidades de París y descubre las tenebrosas catacumbas. Las tumbas están ocultas bajo tierra y se dice que albergan los restos de hasta ¡6 millones de personas! Todo un París completo descansa allí. Solo para valientes.

Clases de cocina

Disfruta de una clase de cocina y aprende algunos trucos del oficio. Si te encanta la comida francesa, ésta es la actividad perfecta para ti para cuando tengas una o dos horas libres. Hay muchos restaurantes y escuelas culinarias donde reservar las clases por toda la ciudad (muchas de ellas impartidas en inglés, por si tu francés todavía no es perfecto).

Visita Provins

Foto: Kiev.Victor / Shutterstock

Si tienes tiempo y te apetece una excursión de un día, pero ya has estado en Versalles, visita Provins, patrimonio mundial de la UNESCO. Esta pequeña ciudad medieval fortificada se encuentra a sólo una hora de París y desempeñó un papel clave en el desarrollo del comercio. Prepara un picnic y busca un lugar con pasto y árboles para disfrutar de las vistas.

Esperamos que esta lista te inspire para descubrir algunas de las cosas más insólitas que hacer en París. No olvides consultar las atracciones asociadas con el Paris Pass, nuestro pase turístico que te permitirá ahorrar tiempo y dinero en atracciones grandes y pequeñas. ¡Buen viaje!

Love this article? Why not share it:

Compra con confianza

Devolución gratuita

¿Cambio de planes? ¡No hay problema! Tendrás 90 días desde la compra para solicitar el reembolso de cualquier pase sin activar.

Cuéntame másChevron Icon

¿Tienes alguna pregunta?

¡Estamos aquí para ayudarte! Consulta nuestras preguntas frecuentes o habla con uno de nuestros agentes de atención al cliente.

Consulta nuestras preguntas frecuentesChevron Icon

Esto es lo que opinan los clientes de The Paris Pass®

¡5% de descuento, porque sí!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos exclusivos, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos.

  • Thick check Icon