Niña con gafas de sol gigantes y una gran sonrisa. Cosas que hacer en París cuando hace calor.
María Barrasa

Cosas que hacer en París cuando hace calor

Los meses de verano en París pueden llegar a ser bastante calurosos. A pesar de que las temperaturas máximas no suelen subir de los 25-30 ºC, la humedad y el asfalto parisinos hacen que la sensación térmica sea mucho más alta.

Con todo esto en mente, te hemos preparado una guía para que no pierdas la sensación de frescor ni en pleno agosto en París. Las opciones son muchas y muy variadas, desde frondosos parques y pasadizos subterráneos a museos con aire acondicionado y, por supuesto, helados, muchos helados.

Pon rumbo a la playa

Playas de París en el Sena en verano. Cosas que hacer en París cuando hace calor.
Paris Plages a orillas del río Sena, París

¿Playa en París? Pues sí, tan solo durante los meses de verano se produce el milagro conocido como Paris Plages. Cada año, las orillas del río Sena a la altura de los Jardines del Trocadero y del Parque Rives de Seine, además del gran Bassin de la Villette se transforman en playas de arena al estilo de Saint Tropez, con tumbonas, sombrillas, bares de cócteles y hasta palmeras.

Si no concibes unas vacaciones de verano sin playa, tan solo tienes que ponerte el bañador y la crema solar y poner rumbo a estos pedacitos de riviera francesa en pleno corazón de París.

La continuidad de los parques

Jardin des Plantes, París. Cosas que hacer en verano en París cuando hace calor.
Jardin des Plantes, jardín botánico de París

La oferta de espacios verdes al aire libre en París es casi interminable, desde las avenidas arboladas del Jardín de las Tullerías, entre el Museo del Louvre y la Plaza de la Concordia (en el distrito 1), hasta la tranquila extensión boscosa del cementerio de Père Lachaise (en el distrito 20), pasando por los extensos jardines del Campo de Marte a los pies de la Torre Eiffel (en el distrito 7). Por mencionar solo algunos de las zonas verdes parisinas donde las frondosas copas de los árboles y los refrescantes estanques y fuentes te ofrecerán un respiro del calor del mediodía.

Parc de la Villette, París. Cosas que hacer en París un día de calor.
Parc de la Villette, París

El Parque de la Villette, en el distrito 19, es uno de los favoritos de las familias parisinas en verano, cosa que no es de extrañar dada su amplia oferta de espacios para picnic a la sombra y de eventos al aire libre, que incluyen música, teatro, cine y museos, como el popular Museo de Ciencias. Sin olvidar además el frescor que aporta el Bassin de la Villette: el estanque artificial más grande de París.

Otro gran parque del distrito 19 de París en el que relajarse durante las horas más calurosas del día es el Parc des Buttes-Chaumont, con su alto puente colgante, su fresca gruta secreta, su refrescante cascada artificial y sus impresionantes vistas panorámicas de París.

Si prefieres quedarte por el centro y no alejarte demasiado de las principales atracciones turísticas, no te pierdas el precioso jardín botánico Jardin des Plantes (en el distrito 5) ni el encantador Jardín de Luxemburgo, a un paso del Panteón (en el distrito 4).

Agua, agua por todas partes...

Fuente Wallace, París. Cosas que hacer cuando hace calor en París.
Detalle de una clásica fuente Wallace en París

París no solo cuenta con más de 1200 fuentes de agua potable repartidas por toda la ciudad, sino que además algunas son preciosas, como las clásicas fuentes Wallace, con sus típicas cariátides. Pero lo mejor de todo es que algunas dan agua con gas. Sí, lo has leído bien, fuentes públicas que dan agua con gas... ¿Se te ocurre algo más parisino? Pero no se trata de ser más chic que nadie, en realidad es por una buena causa, ya que lo que se pretende es reducir el consumo de plástico. Así que ya sabes, no olvides meter tu botella reutilizable en la mochila para rellenarla con el tipo de agua que prefieras por toda la ciudad.

Es posible que, en los días más calurosos, además de bebértela, te apetezca directamente zambullirte en ella. ¡Perfecto! Porque para eso están las piscinas al aire libre, los chorros de agua, los nebulizadores y todo lo demás. Ponte el bañador y acércate a la Piscine Joséphine Baker, una piscina gigante en un emplazamiento de lo más curioso: una barcaza que flota sobre las aguas del río Sena en el muelle Quai François Mauriac. O también puedes probar la Piscine Hébert, un poco más apartada del centro, en el barrio de La Chapelle. Técnicamente es una piscina cubierta, pero el techo es retráctil y lo abren durante los días soleados.

Jardín de Luxemburgo, París. Cosas que hacer en París en días calurosos.
Fuente Medici del Jardín de Luxemburgo, París

Si viajas a París en familia, a tus peques les encantará chapotear en las fuentes de la Place de la République y del Parc André-Citroën, donde además podréis vivir una experiencia única en el globo aerostático Le Ballon De Paris. También podéis alquilar una barca para pasar un rato entretenido en el canal del Bassin de la Villette en el Parque de la Villette. O pasarlo en grande con los barquitos de madera en miniatura en el estanque del Jardín de Luxemburgo

Como ves, las opciones son casi ilimitadas en París a la hora de mantener el cuerpo hidratado y bien fresquito.

Zambúllete en el arte parisino

Jardín del Museo Rodin de París. Planes en París cuando hace calor.
Jardín del Museo Rodin de París

Los grandes museos de París tienen aire acondicionado, por supuesto. El Louvre, el Museo de Orsay, el Museo de la Orangerie, el Centro Pompidou... en todos ellos podrás tomarte un respiro del sol abrasador de París mientras descubres maravillas del arte de todos los tiempos.

Pero si quieres combinar arte y aire libre, también tienes varias opciones estupendas en París. Una de nuestras favoritas es el jardín de esculturas del Museo Rodin, donde podrás contemplar muchas de sus creaciones más conocidas, como El Pensador o Las Puertas del Infierno, entre estanques ornamentales y setos perfectamente esculpidos.
 

Jardín vertical de la fachada del Museo del Muelle Branly, París. Planes para días de calor en París.
Jardín vertical de la fachada del Museo del Muelle Branly, París

También puedes visitar la Fundación Louis Vuitton, donde el arte contemporáneo de artistas de la talla de Louise Bourgeois, Jean-Michel Basquiat, Chantal Akerman y Gilbert & George se despliega en el interior de una obra maestra de Frank Gehry, y se complementa con jardines sombreados que incluyen abundantes fuentes.

Si viajas en familia, te encantará el Musée du Quai Branly, uno de los favoritos entre las familias parisinas, donde podréis disfrutar de una fantástica colección de arte indígena. Pero sobre todo, no os perdáis la fachada, que no es una fachada cualquiera, sino un inmenso jardín vertical que además de ser precioso es una fuente de frescor en los días más calurosos.

Frescor subterráneo

Catacumbas de París. Cosas que ver en París cuando hace calor.
Catacumbas de París

Si las temperaturas suben demasiado a ras de suelo, ¿qué mejor manera de escapar del calor que pasar el rato bajo tierra en las Catacumbas de París? Esta húmeda y fría red de osarios subterráneos alberga los restos mortales de unas seis millones de personas. Desplazadas aquí por la creciente demanda en los cementerios de la ciudad durante los siglos XVIII y XIX, estas pobres almas están ahora expuestas a la vista del público, apiladas en macabras disposiciones no aptas para visitantes demasiado impresionables.

Haz caso omiso de la señal de advertencia de la entrada, que te ruega que te alejes del "imperio de la muerte", y dirígete al interior, donde encontrarás espectáculos escalofriantes como el Barril de la Cripta de la Pasión, una estructura en forma de barril hecha de huesos y cráneos humanos, que te harán apreciar con renovado entusiasmo la luz del sol, incluso aunque resulte ligeramente abrasadora.

Al rico helado

Chicas tomando helado en una feria. Cosas que hacer en París en verano.
Chicas disfrutando de un helado en una feria

En París se puede disfrutar de helados deliciosos durante todo el año, pero nunca tanto como en pleno verano, cuando los refrescantes y coloridos sorbetes cobran todo su esplendor. Hay montones de heladerías estupendas por toda la ciudad, pero para disfrutar de la experiencia parisina por excelencia, lo mejor es ir al Berthillon original en la encantadora Île de Saint-Louis, todo un clásico de los helados desde 1954. No te dejes desanimar por las colas (y créenos, habrá colas), porque la espera merecerá la pena.

Otros grandes favoritos son: Pozzetto, en el pintoresco barrio de Le Marais; Grom, en el elegante barrio de Saint-Germain-des-Prés, y el multipremiado Une Glace à Paris, en el bohemio barrio de Montmartre. Todos ellos merecen una visita si estás por la zona, sea verano o no.

Ahorra en París con The Paris Pass®

Ahora que ya sabes qué ver y qué hacer en París durante los días más calurosos del año, seguro que también querrás descubrir cómo ahorrar a lo grande en las entradas para las mejores atracciones, experiencias y actividades de la ciudad. ¡Es muy sencillo! Basta con que te hagas con el pase turístico The Paris Pass®. ¡La mejor manera de ahorrar en París mientas haces turismo!

Love this article? Why not share it:

Compra con confianza

Devolución gratuita

¿Cambio de planes? ¡No hay problema! Tendrás 90 días desde la compra para solicitar el reembolso de cualquier pase sin activar.

Cuéntame más

¿Tienes alguna pregunta?

¡Estamos aquí para ayudarte! Consulta nuestras preguntas frecuentes o habla con uno de nuestros agentes de atención al cliente.

Consulta nuestras preguntas frecuentes

Esto es lo que opinan los clientes de The Paris Pass®

¡5% de descuento, porque sí!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos exclusivos, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos.

  • Thick check Icon